Slavoj Žižek analiza al islam como forma de vida

por Redacción AN Abril 12, 2017 2:06 pm

El pensador europeo publica 'Islam y modernidad. Reflexiones blasfemas'.

La convulsión occidental por el terrorismo y en concreto por la organización Estado Islámico es cosa de todos los días. Cada que ocurre un atentado en alguna ciudad europea o norteamericana -los que tienen lugar en países asiáticos pasan a segundo término para las grandes potencias-, los reflectores se encienden y los cuestionamientos afloran.

Motivado por el atentado a la redacción de la revista francesa Charlie Hebdo, el filósofo esloveno, Slavoj Žižek (Liubliana, 1949) analiza a la comunidad musulmana desde su raíz y más allá del espectro político. En breves páginas disecciona al islam como forma de vida.

Políticamente incorrecto como es, el europeo propone trascender toda convención. Esgrime críticas contra la izquierda liberal que cuestiona, “¿quiénes somos nosotros en Occidente, perpetradores de terribles matanzas en el Tercer Mundo, para condenar esos actos?” Concluye que esto obedece a un falso sentimiento de culpa y a la paradoja del super ego: “cuanto más te atienes a lo que el Otro demanda de ti, más culpables eres. Análogamente, cuanto más toleres al islam, más fuerte será su presión sobre ti”.

Žižek observa en Isis un ejemplo de modernización pervertida. En las sociedades occidentales liberales y seculares el poder del Estado protege la libertad pública e interviene en el espacio privado, bajo la ley islámica estas intromisiones son rechazadas, aunque en la conformidad de que la conducta pública es más estricta. El filósofo apunta hacia este tipo de aparentes contradicciones para develar la raíz del asunto: la creencia religiosa. “El problema del mundo islámico es, como se sabe, que, dado que se vio abruptamente expuesto a la modernización occidental, al trauma de su impacto, sin un tiempo adecuado para ‘negociar’ con ella, para construirse un espacio-pantalla simbólico-ficcional, las únicas relaciones posibles a ese impacto eran o una modernización superficial o el recurso directo a lo violento, una guerra entre abierta la Verdad del Islam y la Mentira de Occidente”. No hace falta decir en qué punto estamos.

Al problematizar sobre la forma de vida del islam, se remonta a Mahoma y El Corán. En tono subversivo analiza la condición de la mujer y la explica a partir de grandes mitos bíblicos. A su modo de ver en la represión al sexo femenino reside el “escándalo oculto del islam: solo una mujer, la encarnación misma de la indiscernibilidad de la verdad y la mentira, puede garantizar la verdad. Por esta razón, tiene que permanecer velada”.

Los postulados de Žižek invitan al diálogo y la polémica. No son para asumirlos como leyes, sino para pensarlos y buscar nuevos puntos de vista ante un fenómeno que en Occidente no hemos sabido abordar.

Slavoj Žižek. Islam y modernidad. Reflexiones blasfemas. Herder. María Tabuyo y Agustín López. 81 pp.

libros

Contenido relacionado

Escribe un comentario