Defender al Semanario Zeta es defendernos a nosotros

por Ernesto Villanueva Abril 12, 2017 7:01 am

"Si alguien quiere conocer información sobre la realidad paralela del narcotráfico, del crimen organizado, de la corrupción y la impunidad debe leer a @ZETATijuana", escribe Ernesto Villanueva.

Por Ernesto Villanueva

Los medios de comunicación donde se ejerce la libertad de expresión, sin más límites que los establecidos en la Constitución Política, son, en realidad, islas en un mar donde la obsecuencia, la venta de la línea editorial al mejor postor y la emergencia, cada vez más clara de quienes se desempeñan como sicarios periodísticos, se vuelve una realidad cotidiana. El ciudadano tiene derecho a saber las diferencias de percepción y de criterio sobre hechos de interés público. Para ello se requiere pluralidad y diversidad. Desde tratar asuntos que se convierten en parte de la agenda deliberativa del país desde prismas diversos hasta aquellos hechos de interés público que, por lo regular, no encuentran cauces de expresión para convertirse en nota periodística.

Lo anterior viene a cuento por las amenazas, de nueva cuenta, que ha recibido el Semanario Zeta, que codirige la valiente Adela Navarro. Cualquier acto contra un medio o periodista, fuera de los marcos que establecen la Constitución y la ley, debe reprobarse. Queda claro, empero, que la libertad de expresión no se puede ejercer de manera absoluta. Debe armonizarse con otros bienes jurídicos protegidos analizados en forma casuística.

El semanario tiene su sede en Tijuana, Baja California, justo en la frontera más grande entre México y Estados Unidos. Zeta es un medio atípico, incluso en los medios considerados independientes del país, porque no ejerce restricciones temáticas por motivos de seguridad. Al contrario, si alguien quiere conocer información sobre la realidad paralela del narcotráfico, del crimen organizado, de la corrupción y la impunidad debe leer a @ZETATijuana. No solamente porque aborda temas cada vez más excepcionales en la prensa del país, sino porque lo hace con filtros de control de calidad. Es, pues, lo que se denomina periodismo de investigación en su más clara acepción.

La cobertura de los temas en cuestión en un México donde hay un débil Estado de derecho, donde las instituciones carecen de la mínima fortaleza, donde los límites entre el gobierno y el crimen organizado en sus múltiples modalidades cada vez son más difíciles de distinguir, es una osadía, una bocanada mediática de aire puro y una renuncia a cualquier zona de confort. @ZETATijuana es un ejemplo de esos escasísimos medios que anteponen el interés público a cualquier otro.

Más aún, puedo afirmar que no hay en la nación un espacio de comunicación con idénticos rasgos distintivos de @ZETATijuana en el interior del país, acaso con la excepción del también notable @Riodoce_mx de Sinaloa. No es fácil estar en medio del fuego cruzado donde el gobierno formal y los poderes reales ven al medio que codirige @adelanavarro como una amenaza permanente; antes bien, es sinuoso y complicado sobrevivir en ese entorno donde no hay cabida a la negociación indebida de qué y cómo los hechos se convierten en nota periodística en el semanario.

Defender a @ZETATijuana es defendernos a nosotros mismos, es luchar para que no haya información uniforme ni hechos de interés público que se dejan de contar por cualquier razón. Deben darse todos los mecanismos de protección para que el semanario haga su labor singular. La responsabilidad del Estado no termina en no censurar, sino en garantizar que, por un lado, los ciudadanos y los medios puedan ejercer efectivamente su libertad de expresión, en el sentido amplio del concepto y, por otro, que la sociedad cuente con información de interés público desde ópticas diversas para que forme su propio criterio. Sólo de esta forma puede decidir de manera informada y formada. Y en ese proceso ayer y hoy se encuentra de manera protagónica el decidido equipo de mexicanas y mexicanos que dan vida a @ZETATijuana, arriesgando su integridad personal día con día para mantener informado al pueblo mexicano.

ernestovillanueva@hushmail.com

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com