Morena: Nada nuevo para ganar

por Ernesto Villanueva Julio 12, 2017 7:34 am

"Morena está demostrando que no tiene ninguna fórmula nueva para ganar elecciones": Ernesto Villanueva.

Por Ernesto Villanueva

En las últimas semanas y en diferentes espacios he comentado- y ahora cada vez más voy comprobando- que Morena y su presidente AMLO repiten las medicinas que han demostrado, una y otra vez, que no sirven para el paciente y muere en el momento culminante. No voy a repetirme aquí de lo que ya he hablado (1) y escrito (2). Asimismo he hecho acres críticas contra Margarita Zavala (3) Felipe Calderón (4) y Alejandra Barrales, la presidente del PRD (5) y, por supuesto, me he sumado a campañas llamando a no votar por el PRI (6) por ser sinónimo de corrupción e impunidad y autor del diseño institucional “perfecto” para que todo cambie para que todo siga igual, como ha dicho Lampedusa. Lo anterior lo señalo para expresar que no tengo compromiso alguno con ningún partido. Volvamos a Morena y su estrategia del juego suma cero o perder perder:

1.- A varios días de las elecciones del Estado de México, Morena ha caído en los lugares comunes en donde uno no sabe si reír o llorar: seguimos viendo que se reproduce la estrategia de la catarsis, pero sin resultados. Todavía hay quienes, pensemos que lo hacen de buena fe por actos reflejos históricos, le piden al INE que deje de actuar conforme a su propia naturaleza. Eso es imposible. Se apela a los milagros o a no dejar constancia de que algo se “exigió”, “demandó” para la historia. El problema es que quienes “exigen” no cuentan con los elementos para que sus voces sean tomadas en cuenta: a) Es triste ver cómo MORENA no ha podido sacar a la calle, de manera pacífica y ordenada, a sus propios votantes, ya por lo menos a sus militantes. La apatía de sus partidarios les cayó encima y casi todos han vuelto a sus labores cotidianas.

2.- El PRI y sus aliados circunstanciales han logrado diseñar un modelo político- y en este caso electoral- donde consejeros y magistrados pasan por el Congreso de la Unión donde se negocian, se compran votos de legisladores o se acuerdan los más distintos “apoyos” para asegurar que la mayoría la tenga el PRI-Gobierno. No tengo la menor duda de que la Mtra. Delfina Gómez haya tenido el mayor número de votos en los hechos, pero la verdad legal – que es la que cuenta al final del día- no la deciden los votantes, sino los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

3.- Y por más que haya una clara e inobjetable distancia entre la verdad en los hechos y la verdad legal casi nadie saldrá a defender nada porque la gran mayoría intuye que de poco o nada va a servir, aunque no sea así. Estoy convencido que Morena demostrará, lamentará y dirá en los medios, en las redes sociales esta injusticia y con datos, pero no moverá un ápice la gobernabilidad del Estado mexicano que pudiera hacer una diferencia sustantiva. Lo que sale en los medios y en las redes tienen vidas efímeras y su impacto no se compara con miles de personas de carne y hueso, como en otros países en vías de desarrollo sí han cambiado políticas fundamentales.

4.- La Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y el Estado Mayor Presidencial tienen un importante espíritu de cuerpo y permanecen sin cuestionar- al menos públicamente- y menos con comandancias regionales o estatales en rebeldía por los graves daños que ha ocasionado el gobierno de @EPN sólo equiparado con el de @felipecalderon quien le robó la paz a los mexicanos. Ahí no pasa nada. Si algo hubiera, ya habría movimientos e instrucciones del gobierno de Estados Unidos a @EPN para que abriera válvulas de escape a la irritación social que se vive- en gran medida- sólo de manera interna para evitar ser etiquetados como “conflictivos”, que podrían tener ese título si fueran un puñado, pero jamás si se tratara de porciones apreciables de ciudadanos.

5.- Morena está demostrando que no tiene ninguna fórmula nueva- además de argumentar muchas veces con razón en los medios y en diversos foros- para ganar elecciones en puntos claves (la mayoría absoluta del Congreso) gubernaturas de gran peso demográfico y económico y menos la presidencial. Me refiero frente a la realidad que hay- que será la misma o peor en el 2018- no a reflexiones académicas del deber ser que no tienen cabida en el México rapaz donde cada vez más las formas son lo de menos.

6.- Si a lo anterior se agrega la ausencia de autocontrol de AMLO, de su discurso acotado y reiterativo, con un lenguaje pobre y sin mayor formación, las cosas no pueden ser más complicadas para este partido. Habrá que estar atento a sus nuevas adquisiciones que buscarán no complicarse la vida y apelarán que sean ungidos con las primeras posiciones plurinominales o aquellos distritos de mayoría relativa donde se tienen altas posibilidades de ganar. “No hay que descuidar el Congreso. Tenemos experiencia” dirán como coartada para privilegiar su interés personal. “Pero no hay problema, si se gana la presidencia pedimos licencia para sacrificarnos por un cargo en la Administración Pública Federal” agregarán para rubricar que su primer interés es ellos, el segundo, ellos y el tercero, ellos.

7.- Una alianza multipartidista con participación social sin candidatos predeterminados partidistas y con un programa político que sea un mínimo común denominador para el inicio de una reforma democrática sería muy loable. Es casi imposible que la ética política, el honor y el amor por México tengan alguna posibilidad de ganar la partida frente a tanto vividor del erario a costa de la sociedad mexicana. Me encantará, por supuesto, equivocarme y ver que lo posible puede ser probable.

[email protected]

http://oneamexico.org

Contenido relacionado

Escribe un comentario