Riesgo de que en 2018, el gasto público se ejerza con fines electoreros: IMCO

por Isaías Robles noviembre 14, 2017 8:52 am

El organismo descubrió que los estados subestiman ingresos, gastan más de lo presupuestado y se endeudan más de lo planeado.

Las entidades federativas presentan “un desorden financiero” y violan con frecuencia la Ley General de Contabilidad Gubernamental, por lo que existe el riesgo de que en 2018 ejerzan el gasto con fines electoreros, advirtió el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Al presentar el Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IIEG) 2017, el organismo denunció que, en mayor o menor medida, las 32 entidades federativas del país subestiman ingresos; gastan más de lo presupuestado y se endeudan más de lo planeado.

Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del IMCO, advirtió que eso representa un peligro rumbo a las elecciones federales de 2018 en las que se renovarán la Prresidencia de la República, el Senado y la Cámara de Diputados, nueve gubernaturas, las 16 alcaldías así como el primer Congreso de la Ciudad de México.

 

Faltan controles de calidad en el tipo de información que nos están reportando los estados y además hemos encontrado que no sólo no están gastando en lo que nos dicen que van a gastar, sino están gastando de más y de una forma opaca. Entonces, en ese sentido, también encontramos una ausencia de controles que nos pueda asegurar que los recursos públicos van efectivamente a lo que originalmente se presupuestaron y no terminen en una campaña electoral”.

Detalló que el año pasado pasado, los estados recaudaron 251 mil 460 millones de pesos, 15 por ciento más de lo estimado. Esa cifra es mayor al presupuesto ejercido por el Estado de México que ascendió a 221 mil millones.  Además, esos ingresos se gastan de manera discrecional.

“Encontramos que para el año 2016, las entidades federativas tuvieron ingresos adicionales o excedentes de prácticamente más de 500 mil millones de pesos. Con este dinero se hubiera podido pagar el 50 por ciento de la deuda estatal y 11 estados hubieran podido pagar la totalidad de su deuda o en el caso de Guerrero, hubiera podido hasta seis veces la deuda pública de esta entidad federativa”.

En cuanto al gasto, las entidades ejercieron 223 mil 726 millones de pesos adicionales a lo presupuestado, es decir, 14 por ciento más. La mayor parte de esas erogaciones se fueron a los rubros de comunicación social y a la burocracia.

“Encontramos, por ejemplo, cosas alarmantes como el gasto en comunicación social. Los estados gastaron más de 5 mil millones adicionales a lo presupuestado. Habían presupuestado una cifra de 4 mil millones y terminaron gastándose cerca de 9 mil millones y esto representa una variación de más del 100 por ciento.

“Igualmente encontramos en el tema de gasto burocrático, es decir, todo el tema de sueldos y salarios de la burocracia algunos casos bastante alarmantes como Jalisco que duplicó, tanto en 2015 como en 2016, los gastos de su burocracia al pasar de 18 mil millones de pesos a 37 mil millones de pesos”.

En contraparte, los estados aprobaron 113 mil 777 millones para la inversión en infraesteuctura y sólo gastaron 103 mil 171 millones de pesos; por lo que hubo un subejercicio de 10 mil millones.

El investigador del IMCO agregó que las entidades contrataron deuda por 20 mil 186 millones de pesos adicionales a lo estimado; cifra equivalente al presupuesto de Morelos en 2016 que fue de 20 mil 492 millones.

El IIEG 2017 precisa que los gobiernos estatales tuvieron un cumplimiento promedio del 58 por ciento. Tabasco, Campeche y Puebla fueron los mejor evaluados, y los peores fueron el Estado de México, Baja California Sur y Guerrero.

“Hay un caso particular que justamente sala a la luz que es Veracruz en el cual la información financiera que se ha reportado para el año fiscal 2016 carece totalmente de credibilidad y así lo han hecho constar las distintas calificadoras las cuales han tenido que rebajar su calificación crediticia. Y por el otro lado, de los peores evaluados está el Estado de México, Baja California Sur y Guerrero”.

Por último, el IMCO presentó una serie de recomendaciones para subsanar estas deficiencias: “Eficientar el gasto de las administraciones estatales, particularmente proponemos que el uso de efectivo tenga que eliminarse. No tendríamos por qué estar gastando todavía en efectivo el recurso público. Los recursos en efectivo son muy difíciles de auditar y de darle seguimiento.

“Y por otro lado también impulsar auditorías en tiempo real para detectar cualquier irregularidad en el ejercicio del gasto. Hay algunos casos, menciono por ejemplo el de Zacatecas o el de Puebla que en el primer trimestre ya habían ejercido la totalidad de los recursos para comunicación social y al final del año, es decir, en el cuarto trimestre, terminaron gastando 88 veces más de lo previsto”, concluyó.

Contenido relacionado

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]