Venezuela a consulta, hasta en urnas de cartón; “no se generen falsas expectativas”: CNE

por Redacción AN Julio 16, 2017 3:04 pm

El gobierno dijo que la consulta es “inconstitucional” y que por lo tanto sus resultados no serán vinculantes. Pero la oposición tiene sus propios planes.

La crisis política venezolana se agudiza con la consulta electoral informal que se realiza este domingo hasta en urnas de cartón, organizada por la oposición contra la Asamblea Constituyente, la cual fue convocada por el presidente Nicolás Maduro.

El plebiscito se lleva a cabo en centros electorales improvisados en los alrededores de iglesias, plazas y centros culturales, al margen del Consejo Nacional Electoral (CNE), al que la oposición acusa de parcialidad a favor del gobierno, y que está concentrado en la elección de la Constituyente el 30 de julio.

El gobierno de Maduro calificó de ilegal la consulta popular y advirtió que sus resultados serán declarados inconstitucionales.

La consulta popular preguntará al elector en papeletas si “rechaza y desconoce” la Constituyente; si “demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución”; y si “aprueba” la renovación de los poderes públicos y la formación de un Gobierno de unidad nacional.

Las preguntas fueron aprobadas por la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, que considerará los resultados como un mandato del pueblo, y que con base en sondeos, confía en que participen entre ocho y 10 millones de votantes, de un padrón de 19 millones de electores.

Algunos dirigentes opositores consideran que de lograr una masiva asistencia a los centros de votación, el siguiente paso será declarar una “hora cero”, que podría incluir una huelga general.

El vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, dijo este domingo que la participación en la consulta popular convocada por la oposición contra la Asamblea Constituyente supera lo esperado a tres horas de iniciado el proceso. “Vamos a tratar de ver en qué sitios la afluencia ha sido demasiado alta para que podamos llevar (material) desde otros sitios donde ha sido media. En ningún sitio ha sido baja, no hay un solo sitio que digamos que la afluencia está por debajo de los esperado”, aseguró a los medios desde el centro de operaciones en Caracas.

El líder opositor Henrique Capriles dijo que el gobierno teme a que millones de venezolanos salgan a expresar su opinión, y por ello “en su desespero pretende amedrentar a los trabajadores de instituciones públicas y sembrarles miedo”.

“A ellos les digo: nosotros les damos nuestra palabra de la confidencialidad de su voto. Los venezolanos le darán una lección democrática y moral. El voto es secreto, una vez realizado el conteo de votos, los cuadernos serán destruidos”, aseguró Capriles.

Cinco expresidentes de América Latina se encargan de acompañar el plebiscito contra Maduro. Estarán Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica; Vicente Fox, de México; Andrés Pastrana, de Colombia, y Jorge “Tuto” Quiroga, de Bolivia.

La consulta se realiza en medio de las protestas contra el gobierno que comenzaron el 4 de abril pasado, y que han dejado unas 94 personas muertas.

 

Simulacro de elección de la Constituyente

Aunque la oposición realizó hoy, con una masiva participación, la consulta popular contra la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, el oficialismo venezolano calificó tal demostración de “pobre”.

El líder oficialista y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, dijo que mientras un simulacro del oficialismo este día para la elección de la Constituyente (el 30 de julio) fue un éxito para aceitar la maquinaria electoral, el llamado plebiscito contra Maduro “ni siquiera puede ser considerada una consulta” por su “pobre afluencia”.

Rodríguez, expresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), dijo que el proceso carece de credibilidad, ya que tras la votación se quemarán las papeletas y cuadernos electorales.

“En efecto, la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha convocado a una consulta interna, eso es un asunto interno de ese partido, ni siquiera puede considerarse una encuesta o una consulta, van a quemar todo”, dijo.

“Realmente es hasta increíble que después de que haya personas que van a un sitio o una plaza llenando un papel, ese papel, que es la expresión de esa voluntad, vaya a ser incinerado, pero bueno, allá ellos”, agregó Rodríguez.

La oposición dijo que no entregará los cuadernos de votación, con las firmas de los electores, para evitar presiones desde el gobierno.

En tanto, el oficialismo realizó un simulacro organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para la elección el próximo 30 de julio de los 545 miembros de la Asamblea Constituyente de Maduro.

La idea, según Rodríguez, es probar su maquinaria electoral oficialista, indicando que funciona de manera “impecable”.

Afirmó que el simulacro comicial ha funcionado “al pelo” (excelente) debido a la “alta confluencia”.

“Ahora bien, es verdad, que las fuerzas de la patria estamos probando nuestra maquinaria el día de hoy y nos está funcionando pero al pelo, bien aceitada para el evento electoral que será el próximo domingo 30 julio”, indicó.

El simulacro o “feria electoral” organizada por el CNE funciona en 55 centros de votación en el país.

La oposición criticó el hecho de que el CNE convocara su simulacro en el día en que convocó al plebiscito contra Maduro, que es un acto de rebeldía contra el gobierno.

La consulta opositora se realiza en más de dos mil “puntos soberanos” que cuentan con más de 14 mil mesas de votación y la observación de los expresidentes latinoamericanos Vicente Fox (México), Jorge Quiroga (Bolivia), Andrés Pastrana (Colombia) y los costarricenses Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez.

Por su lado, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, pidió a la oposición no generar “falsas expectativas” tras la consulta en contra de la Asamblea Nacional Constituyente.

“Esa es una actividad política como cualquier otra (…) es una actividad para sus militantes y lo importante es que es una actividad política que no tiene ninguna consecuencia jurídica en la ciudadanía. Y lo más importante aquí, diría yo (…) es que no se generen falsas expectativas ni tampoco genere ningún tipo de violencia”, dijo Lucena. (Con información de NTMX y LaPatilla)

Contenido relacionado

Escribe un comentario