Venezuela: la buena y la mala para la oposición

por Redacción AN Julio 17, 2017 7:43 am

98.4 por ciento de los votos fueron emitidos contra de la Constituyente.

La consulta popular en contra de la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para reformar la Carta Magna contabilizó el domingo más siete millones de electores que rechazaron la propuesta del Ejecutivo.

La buena para la oposición es que, sin contar con la organización y el aval del Consejo Nacional Electoral, lograron una votación masiva; sin embargo, se trata de un número parecido a los votos que obtuvo Henrique Capriles en 2013, cuando enfrentó a Maduro. Por lo tanto, aunque logró confirmar una especie de “voto duro”, la oposición aún estuvo lejos de movilizar a los 19 millones de electores a su consulta.

La comisión de rectores universitarios reportó que tras computar el 95 por ciento de las actas hubo una participación de siete millones 186 mil 170 de electores que rechazaron la Constituyente de Maduro.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, entregó las cifras de la participación, que deberán ser sometidas a una auditoría posterior para descartar cualquier voto duplicado en una consulta realizada al margen del sistema electoral formal.

“Al 95 por ciento de las actas escrutadas tenemos siete millones 187 mil 170 electores que participaron. En el país votaron 6.4 millones y en el exterior 693 mil 289 venezolanos”, señaló.

“Negar la alta participación en esta consulta es no vivir en Venezuela. Todos vieron las filas de electores. El pueblo se expresó y le dijo al Ejecutivo lo que quiere; quiere paz. Casi la totalidad de las respuestas estuvieron relacionadas con el Sí”, acotó.

Mientras, el rector universitario Benjamín Scharifker indicó que el Sí dominaba abrumadoramente la consulta en las tres preguntas. Un 98.4 por ciento de los votos emitidos fue contra de la Constituyente.

El líder legislativo y opositor Julio Borges apuntó la Asamblea Nacional (Congreso) recibió un mandato “claro” de los venezolanos.

“Hemos recibido un mandato claro de 7.1 millones para tener la certeza de que vamos a lograr un cambio democrático. Vamos a honrar ese grito que dio Venezuela”, comentó y agregó que Maduro fue elegido presidente en 2013 con menos votos de los que se emitieron en esta consulta.

“Ese era el miedo que se le tenía al referéndum revocatorio y por eso lo impidió”, puntualizó sobre la consulta contra Maduro que fue solicitada por la oposición y negada el año pasado.

“Por eso el gobierno no quiere hacer elecciones más nunca. Esta votación se hizo con 14 mil mesas electorales, cuando en una elección normal son 45 mil”, explicó al finalizar la jornada.

Los venezolanos que participaron del plebiscito respondieron a tres preguntas:

Una apuntaba al rechazo a la Constituyente convocada por Maduro; otra, preguntaba si se le demandaba a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “obedecer y defender la Constitución”; y la última, consultaba si se aprobaba la renovación de los poderes públicos y la formación de un gobierno de unidad nacional.

Las preguntas fueron aprobadas por la Asamblea Nacional con miras a tener un respaldo popular a sus siguientes acciones contra el gobierno, luego de 100 días de protestas que han dejado 94 muertos.

Contenido relacionado

Escribe un comentario