A Medina Mora le convenía huir lo más pronto posible y pronto veremos si hubo pacto de impunidad: Reyes Orona 

por Redacción AN / SH octubre 9, 2019 12:07 pm

Alfredo Figueroa destacó que el primer error procesal ocurrió en el momento en que el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó la renuncia de Medina Mora.

“El Senado tenía la capacidad de reprobar, de no admitir, de no aceptar la renuncia (de Eduardo Medina Mora) y conminarlo a cumplir su cargo o a expresar sus razones de renuncia“, dijo el ex procurador fiscal Gabriel Reyes Orona este miércoles durante la Mesa de Análisis en Aristegui En Vivo. No obstante, decidió aceptar la renuncia del ministro sin razón conocida, lo que ha generado una serie de críticas al proceso.

“Si lo analizamos textualmente, me parece que hay varios corresponsables en el proceso de salida“, señaló el ex consejero electoral, Alfredo Figueroa. Detalló que todo comenzó con un ministro que aún conociendo el artículo 98 de la Constitución decidió enviar una carta de renuncia en la que solo le expone al Presidente su deseo de poner fin a una responsabilidad de carácter público.

Sin embargo, detalló que el primer error procesal ocurrió en el momento en que el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó la renuncia de Medina Mora sin mayor dilación y sin mayores explicaciones. “El Presidente acepta la renuncia sin que sepamos si ha existido una conversación con Medina Mora, lo único que sabemos es que López Obrador ha conversado con el Presidente de la Corte” (Arturo Zaldívar).

Reyes Orona explicó que a pesar de que en la Constitución, el artículo 5 establece libertad de trabajo, ahí mismo se establece la existencia de trabajos obligatorios, los cuales son los de elección popular y que han sido ratificados por el Senado de la República. “En ese sentido quiere decir que esos trabajos son obligatorios y que no se puede renunciar, salvo casos muy excepcionales y con una regla muy específica. En el caso de los ministros de la Corte, exponiendo la causa grave“, mencionó.

El acto que realizó Medina Mora es un acto administrativo, un acto de autoridad, que no solo debe estar fundado en el articulo 98 sino que tiene que estar motivado y esa motivación son las causas graves”, apuntó Reyes Orona.

En el Senado, “parecían atrapados en una contradicción: por un lado, la anuencia de que era una buena decisión pensar que un personaje como Medina Mora saliera de la Corte y por el otro, una suerte de trampa en la que la decisión de la salida de Medina Mora carece del fundamento que exige la Constitución al decir que debe ser por causa grave“, agregó Figueroa.

La realidad, explicó Reyes Orona, es que “a Medina Mora le convenía huir lo más pronto posible” en medio de las investigaciones que se realizan en su contra por transferencias millonarias desde otros países. En el Senado todos le apostaron a lo mismo y es que todo el mundo coincide en que él nunca debió llegar a ser ministro de la Corte y el hecho de que dejara de serlo “era altamente conveniente para todos”, comentó. Explicó que actualmente existen señalamientos concretos en su contra, como el asunto de Compusoluciones por parte de Santiago Nieto y la Unidad de Inteligencia Financiera.

Respecto al fuero, la realidad es que “es un tema complicado porque la Constitución señala que es para los actos realizados durante su gestión, además de que el fuero es personal y no familiar”, enfatizó Gabriel Reyes Orona. Ahí se junta el asunto de que familiares de su círculo cercano están relacionados con algunas compras y adquisiciones en el sector público federal. 

Lo que ahora preocupa es que la inmediatez con la que se dio la renuncia de Medina Mora tenga algo que ver con los antecedentes de pactos de impunidad que han caracterizado al actual gobierno, abundó. “La cuestión sería saber si es un ‘toma y daca’, si la renuncia vino acompañada de algún tipo de acuerdo para hacer cesar o aminorar la carga procesal. Recordemos que las investigaciones que pesan sobre Medina Mora no son solo por la UIF sino que hay dos agencias en el exterior que han realizado procesos de indagatoria con respecto a sus operaciones”, añadió.

Reyes Orona concluyó que si, a diferencia de otros procesos señalados por la UIF, éste no comienza por congelamiento e imputaciones directas como el caso de Rosario Robles y Emilio Lozoya, “no podremos más que concluir que hay un pacto más que permite que Medina Mora cambie la posición pública dejando el lugar a otra persona afín al Ejecutivo Federal por no ser perseguido”.

Contenido relacionado

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com

Viral