‘Las herederas’, una película de Marcelo Martinessi sobre la libertad en tiempos de crisis

por Redacción AN / HG marzo 15, 2019 8:17 am

El filme del realizador paraguayo obtuvo el Oso de Plata en el Festival de Berlín.

Por Héctor González

Chela (Ana Brun) y Chiquita (Margarita Irún), llevan treinta años juntas. Ambas provienen de familias adineradas, pero en la recta final de sus vidas se encuentran en bancarrota.  Para sortear la pobreza han tenido que hacer algunos negocios sucios y ahora una de ellas está al borde la pisar la cárcel. Bajo la dirección del paraguayo, Las herederas es una película de una subversión sutil, que cuestiona el sentido de la libertad. Tras obtener el Oso de Plata en el Festival de Berlín, el filme se exhibe en las salas mexicanas.

Sabes, no es común que el cine paraguayo llegue a México…

Hay poco cine paraguayo. Financiar o armar un proyecto cuesta mucho. La ventaja de esto es que nos permite crear nuestras propias reglas y armar la producción a partir de las necesidades de la película. Así sucedió con Las herederas: por un lado, fue una producción grande y complicada que necesitó de seis países, y por otro, los productores entendieron la vulnerabilidad de la producción cinematográfica de mi país.

¿Cuál es el origen de Las herederas?

Desde hace mucho tiempo tenía ganas de contar una historia relacionada con la sensación de prisión que sentimos muchos paraguayos. Vivimos en un país acostumbrado a crear cárceles sociales y personales. Yo me crié en un mundo de mujeres y al crecer rodeado de voces femeninas me parecía interesante construir una historia a partir ello. Al principio tenía pensado que la pareja central fuera hombre-mujer, pero a lo largo del proceso me pareció más natural que fuera mujer-mujer. No quería hacer del tema lésbico el eje de la película, solo quería mostrarlas enfrentándose a lo complicado que es una crisis financiera y de pareja. Desgraciadamente la sociedad paraguaya es conservadora y se focalizó en el asunto de la sexualidad, pero yo pretendí que el filme manejara varios registros.

Entiendo que justo por eso la película ha levantado mucha polémica en Paraguay…

Sí, cuando nos dieron un reconocimiento en el Parlamento, una senadora le gritó una serie de cosas a Ana Brun.  En Paraguay la iglesia católica todavía tiene demasiada presencia, a pesar de que somos un Estado laico.

Más allá del tema de la relación lésbica, en el claustro que se puede convertir la vejez y la pobreza.

A veces la libertad se descubre a partir de situaciones de crisis. Chela presa en una clase social y en una relación, de repente enfrenta una crisis que la empuja a descubrir su propia libertad. Me parecía interesante trabajar alrededor de un personaje que en medio de un quiebre descubre nuevas oportunidades.

Y eso las confronta con sus propios prejuicios porque ante los ojos de los demás no quieren exhibir sus problemas.

Claro, paradójicamente ellas son lesbianas homofóbicas; mujeres que no están del todo cómodas con su propia piel. Posiblemente vivieron con identidades prestadas para poder ser quienes son en su sociedad. El prejuicio por los problemas económicos es muy burgués y no nos deja aceptarnos en nuestra realidad.

La estética es de lo más celebrado de la película. Al principio la fotografía es más oscura, pero conforme se desarrolla la historia se vuelve luminosa.

Desde hace diez años trabajo con el mismo director de fotografía, Luis Armando Arteaga. Su trabajo es impresionante. Hablamos mucho de los encierros de la película, acerca de la oscuridad y la forma en que rompía dentro de la narrativa al llegar a la cárcel, por eso la mostramos como un espacio abierto y luminoso.  A través de la fotografía queríamos preguntar, ¿dónde está la libertad y dónde está la prisión realmente?

Lo que contrapone la idea de las cárceles personales…

Cierto, la cárcel que mostramos no es la típica del cine latinoamericano.  Así es la prisión en Paraguay, ya había filmado ahí para un documental. Siempre de llamó la atención que en su interior las mujeres estaban más relajadas y menos restringidas que muchas de las que andan por la calle.

libros

Contenido relacionado

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com

Viral