Me tienen amenazada de muerte: Nestora Salgado (Video)

por Alejandro Castro abril 15, 2018 8:36 pm

En entrevista para Aristegui Noticias, la ex comandante de la policía comunitaria de Olinalá, quien estuvo presa acusada de secuestro, habló de su incorporación a Morena.

La ex comandante de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, y candidata plurinominal de Morena al Senado de la República, Nestora Salgado, reveló que desde de su salida de prisión no ha regresado a Guerrero, pues se encuentra amenazada de muerte.

En entrevista para Aristegui Noticias, señaló que en varias ocasiones ha recibido llamadas para informarle que su vida corre peligro.

“Te estamos esperando en Guerrero para matarte”, es el mensaje que le envían, refiere.

Nestora Salgado fue detenida el 21 de agosto de 2013, cuando formaba parte de la policía comunitaria; entonces se le acusó de secuestro, por lo que permaneció en prisión durante dos años y siete meses.

La ex comandante denunció la complicidad del entonces presidente municipal, Eusebio González Rodríguez, así como el síndico municipal, Armando Patrón Jiménez, con la delincuencia organizada, motivo por el cual -indica-, fue detenida arbitrariamente, durante el gobierno del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

Salgado afirma que, si algo llega a sucederle, responsabiliza a Eusebio González Rodríguez, ahora candidato a diputado federal por el PRI, y al propio Ángel Aguirre.

El nombre de Nestora Salgado en la posición nueve de la lista plurinominal de Morena para el Senado ha sido controversial, bajo el antecedente de acusaciones de secuestro.

“No soy ninguna secuestradora, tan es así que nadie se ha parado a decírmelo de frente”, responde. “Yo fui secuestrada por el gobierno“, ataja.

A Nestora se le acusó de líderar un grupo de policías que cometió agresiones, extorsiones y secuestros contra pobladores de Olinalá, pero ella refuta la veracidad de tales hechos.

La líder comunitaria afirma que, desde el gobierno estatal y municipal, le fabricaron los delitos por los cuales fue detenida sin una orden de arresto y trasladada a un penal de máxima seguridad en Nayarit.

Argumenta que utilizaron a dos jóvenes que habían sido llevadas al Centro de Reeducación de la policía comunitaria para que le acusaran de secuestro; sobre ambas dice que ingresaron al Centro no por detención, sino a petición de sus madres.

“Tenemos las pruebas de las actas de solicitud de las madres para que ellas pudieran ingresar al sistema de reeducación, esas no fueron detenciones ni de la policía comunitaria ni mías”, dijo.

“Estas autoridades utilizan a estas jóvenes para que pongan una demanda de secuestro en mi contra. En sus propias declaraciones ellas lo dicen, que son patrocinadas por el presidente municipal”, añadió.

La candidata plurinominal de Morena señaló que su detención fue para callar sus denuncias de trata de blancas, pornografía infantil, violaciones de niñas, secuestros, levantones, extorsiones y asesinatos.

Nestora relató que fue detenida por el Ejército en Olinalá y llevada Chilpancingo, Guerrero, sin que haya sido entregada a la Procuraduría General de la República. Después la trasladaron a Acapulco para tomarle una fotografía con su ficha de detención. De ahí, nuevamente fue trasladada, pero esta vez al penal de máxima seguridad de Nayarit, a bordo del avión del entonces gobernador, Ángel Aguirre.

“Me dieron un trato peor, yo creo que a cualquier de los peores criminales”, dice, “lo que ellos quisieron es terminar conmigo y volverme loca“.

Desde su salida de prisión, la ex comandante se ha dedicado al activismo en favor de los derechos de los migrantes y de los pueblos indígenas, de la mano de organizaciones de la sociedad civil, motivo por el cual fue cuestionada su incorporación a un partido político, pero ella alega que, aunque es apartidista, cree en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

“Yo siempre les dije y les he demostrado que yo no he utilizado la lucha social como plataforma política, este cambio, o esta oportunidad que nos dan, es un espacio que tenemos que recuperar nosotros, los luchadores, los que hemos sufrido, los que sabemos de la verdadera lucha y resistencia”, asegura.

En agosto 2015, cuando todavía se encontraba en prisión, la activista inició un ayuno de 43 días en solidaridad con los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Tres años después, una de sus propuestas en caso de ocupar un escaño en el Senado es hacer justicia para los estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos y para todos los desaparecidos.

“Los 43 son el caso más emblemático, son los que abrieron el cerco mediático, pero son miles de desaparecidos en Guerrero y en todo el país,  y vamos a buscar justicia para todos”, concluye.

 

Contenido relacionado

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com

Viral