Gobierno necesita aumentar su inversión y no sólo repartir recursos del Estado: Bendesky; gasto es muy débil: Ramírez

por Redacción AN / GV julio 16, 2019 1:39 pm

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Alfonso Ramírez, indicó que la presente administración tendrá que tener un programa ambicioso el próximo año en materia de gasto.

Para evitar que la economía mexicana se siga debilitando y haya una distribución del ingreso, el gobierno de México necesita aumentar su inversión en la actividad productiva y no sólo repartir los recursos del Estado a través de programas sociales, afirmó el economista León Bendesky.

En Mesa De Análisis, el columnista de La Jornada explicó que la recesión se puede medir de dos maneras diferentes.

Explicó que en México el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) considera que existe una recesión cuando hay dos trimestres consecutivos de caída de la actividad económica con respecto al año anterior

En cambio, en otros países, como Estados Unidos, ésta se presenta cuando hay una caída de la actividad económica de dos trimestres consecutivos en el mismo año.

“Las medidas son distintas, y eso genera que el Bank of América (BofA) dice México ‘ya está en recesión’, y aquí los economistas, correctamente, dicen ‘todavía no está en recesión’… Son medidas técnicas“, expuso .

Sin embargo, apuntó, más allá de que se considere o no que técnicamente existe una recesión en México, la economía del país “está mostrando un comportamiento más débil de lo esperado en comparación con el semestre anterior”.

Por su parte, Alfonso Ramírez, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, coincidió en que existe un debilitamiento en la economía y la creación de empleos.

Ante eso, apuntó, es necesario “establecer una serie de mecanismos, de programas, que nos permitan un incremento importante en la inversión“.

“Se ha hecho un primer acuerdo para alcanzar alrededor de un 25 por ciento del Producto Interno Bruto, tanto en la inversión pública como privada, y esto nos debe de llevar a asumir que tenemos un gasto por por parte del gobierno muy débil para invertir en infraestructura, en agua, en salud, en educación, y además venimos arrastrando una caída de los flujos, de recursos para estos sectores”, comentó el legislador de Morena.

Asimismo, añadió, la presente administración tendrá que tener un programa ambicioso el próximo año en materia de gasto.

“Ya no bastaría con actualizar el presupuesto de los 5 billones 800 mil, agregándole la inflación, sino que tendríamos que alcanzar mínimamente cuando menos 6 billones y un poco más de 300 mil millones de pesos. También la iniciativa privada debería hacer una esfuerzo adicional porque lo poco menos de 19 por ciento, que representa su inversión, sigue siendo insuficiente”, dijo.

Además, consideró que urge movilizar la totalidad de los recursos de la banca de desarrollo, “un gasto público dirigido a la actividad productiva y a la generación de empleo mucho más fuerte y consistente, y un esfuerzo adicional, con mayor confianza y donde todos ganemos, con la iniciativa privada… Yo creo que es uno de los retos más importantes para Arturo Herrera”, quien fue propuesto como Secretario de Hacienda por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por otra parte, observó, está el problema de los ingresos, ya que casi todo lo que se recaudará de Impuesto al Valor Agregado (IVA) se destinará al pago de pensiones, “la transferencia a los estados y los municipios suman montos realmente cuantiosos. Otras obligaciones que están establecidas por ley nos indican que el margen en materia presupuestal es muy limitado”.

Si bien el diputado aseguró que se cumplirá con la promesa del presidente, de no aumentar tasas y poner nuevos impuestos, sí se requiere reordenar el sistema tributario.

“Tenemos una debilidad fiscal y financiera enorme, ya muy grave porque tiene repercusión directa en los servicios públicos en los estados y en los municipios. Necesitamos ponernos de acuerdo para ver cómo fortalecemos estas haciendas porque son las que directamente están vinculadas a la vida cotidiana de las personas”, expuso.

También destacó la importancia de regular el comercio electrónico, discutir nuevamente el fenómeno de la facturación falsa y la eliminación de la compensación universal, así como aumentar el  Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) al tabaco, al alcohol, a comida chatarra y bebidas azucaradas.

Bendesky consideró que ante las restricciones y los bajos ingresos para cubrir los gastos, se debería privilegiar la generación de producto.

“Si concentramos nuestra atención en cómo generar producto por la vía de la inversión pública y la inversión privada, estaríamos empezando en un proceso mucho más beneficioso para resolver estos grandes problemas… En la medida en que la economía se está retrasando en su crecimiento va a ser mucho más costoso echarla andar a los niveles que se necesita”, comentó.

Te puede interesar| Programas sociales impulsados por AMLO carecen de reglas claras y mecanismos de focalización: IMCO

El columnista insistió en que “la caída del producto ha sido provocada por una decisión autónoma del mismo gobierno, por lo que pedirle a la iniciativa privada que invierta en este contexto y hacer compromisos no va a resultar porque es un problema de utilidades, igual que para el gobierno es un problema de impuestos”.

Ramírez Cuéllar reiteró que es necesario convenir para que la inversión privada crezca, y para ello, es necesario que el Estado tenga aportaciones mayores a la actividad productiva.

“Creo que hay muchos recursos todavía inmovilizados, la banca de desarrollo está jugando un papel sumamente limitado en este proceso y me parece que el gasto debe incrementarse para concluir bien el año, y sobretodo 2020″, agregó.

Bendesky puntualizó que el crédito al sector privado no está creciendo lo suficiente y tampoco se le está dando a las empresas que lo necesitan.

En opinión del economista, las medidas que se han tomado en este gobierno no corresponden al objetivo de mejorar la distribución del ingreso y el bienestar.

“Se habla de que los salarios reales están mejorando, es cierto, pero sólo para los empleados que son beneficiarios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”, aclaró.

Indicó que la distribución del ingreso no puede venir únicamente de los recursos del Estado, “se tienen que crear las condiciones para que la gente reciba ingreso de sus actividades productivas”.

“A mí lo que me preocupa es que en el planteamiento que se está haciendo el Estado aparece como el centro de la dinámica económica y social, y a mí me parece que esa manera de ver a la sociedad debería ser revisada”, agregó.

A continuación la entrevista completa:

Contenido relacionado

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com

Viral