Guardia Nacional “normaliza” al Ejército en tareas de seguridad: Centro ProDH; no se busca militarización del país: Gertz

por Redacción AN / GV noviembre 16, 2018 2:07 pm

Mario Patrón, director del Centro ProDh, aseguró que la militarización de la seguridad pública ha provocado un incremento de la violencia; mientras que Alejandro Gertz aseguró que "no se repetirá la conducta de los últimos 12 años".

La propuesta del próximo gobierno para crear la Guardia Nacional debe ser sometida a Parlamento Abierto y observación de organismos internacionales, ya que podría ser la continuidad de la estrategia fallida de las últimas dos administraciones, señaló Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro ProDh).

“Francamente no estamos seguros de que el modelo de una Guardia Nacional no genere las mismas consecuencias que ha generado un proyecto de corte militarizado de la seguridad durante 12 años, francamente no estamos seguros de que esta propuesta no genere los mismos incentivos políticos perversos”, dijo.

En #MesaDeAnálisis con la periodista Carmen Aristegui, el asesor del próximo gobierno en materia de seguridad, Alejandro Gertz Manero, comentó que el Presidente electo pensó en hacer un proyecto para que la Guardia Nacional sea la estructura de combate al delito que le dé una respuesta a la población que no confía en los cuerpos de policías. 

“Lo que él está pensando es utilizar los efectivos que de verdad están preparados para las funciones policíacas“, tanto en el Ejército como en la Marina, y “obtener de la Policía Federal lo que sea rescatable” para conformar la Guardia Nacional, explicó.

Mario Patrón reconoció la perspectiva integral del Plan de Seguridad, ya que ayuda a ubicar causas y consecuencias de la violencia; establece medidas de respeto a los derechos humanos, del bienestar, educación, salud e ingresos;  aborda temas de corrupción, de reconstrucción del tejido social, trabajo de paz y política de drogas.

Sin embargo, observó, en el tema se Seguridad Pública “las grandes ausentes son las policías, no viene nada del sistema de seguridad pública, del Secretariado, de las más de 30 policías estatales y de las miles de policías municipales que existen”, y sólo se enfoca en una nueva institución de carácter castrense.

Recordó que desde hace dos años se creó el colectivo #SeguridadSinGuerra, el cual en diversas ocasiones ha planteado que “se tiene que caminar hacia un modelo de seguridad de corte ciudadano y no de corte militarizado“, ya que “de 12 años de guerra del crimen organizado no hay elementos de resultados empíricos que puedan argumentar el éxito de la militarización de la seguridad. Incluso, hay una coincidencia del inicio de esa política con el inicio del aumento de la violencia”.

Al mencionar que esta semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó la Ley de Seguridad Interior, el abogado comentó que “el carácter de la funcionalidad de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública tendría que ser extraordinario, excepcional y subsidiario”.

“Lo que nos preocupa es que al aportarle a una Guardia Nacional con las características que vienen en el plan presentado es que normaliza la participación del Ejército en las tareas de seguridad“, añadió.

Aclaró que la postura de las organizaciones no es que el Ejército vuelva a los cuarteles de manera inmediata sino que se implemente un programa de retiro programático de las fuerzas militares que pase por el fortalecimiento de las instituciones civiles, como lo sugirieron la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Corte Internacional de Derechos Humanos (CIDH).

Gertz Manero comentó que en los últimos 12 años, el Ejército ha capacitado a cuerpos policíacos, preparados en derechos humanos y actividades de contacto y proximidad con la población.

“Militares que se preparan para hacer trabajo de policías, y eso no es una novedad. Eso ha ocurrido en Francia, en España, en Colombia, en Chile… Esas unidades policíacas que no están integradas en las funciones específicas militares, pero que tienen una capacitación y un ordenamiento existen en todos los países y eso no es militarizar“, añadió.

Patrón reviró que en otros países que cuentan con una Guardia Nacional hay mandos compartidos y tienen una cabeza institucional de carácter civil.

“Si tu Guardia Nacional es de carácter militar, castrense, desde mi perspectiva, tienes todos los problemas, porque el adiestramiento, la formación, la capacitación, los mecanismos de control operacional y la cabeza institucional son militares”, abundó.

El asesor del gobierno de López Obrador reviró que para arrancar la operación de la Guardia Nacional se necesita un nivel de control, de supervisión y de mando, el cual dudó pueda tenerlo un civil en México.

“Sí, en algunos casos (en otros países) el mando está en civiles, y en otros, está en militares, y eso es independiente. Nunca se ha señalado que esas funciones, eminentemente policíacas pero que tienen una estructura muy sólida, sean un acto de militarización, al contrario, lo que estamos tratando de hacer es darle a Ejército la oportunidad de que regrese a sus tareas y meternos bien al asunto de la seguridad“, expuso.

Si bien Patrón observó que este gobierno electo no es responsable de esta política pública en materia de seguridad y que “recibe un país dinamitado y ensangretado”, reiteró la necesidad de debatir el modelo de seguridad.

“(En el pasado) no sólo no hubo debate sino que hubo la imposición de una Ley de Seguridad Interior que hoy ya hecho para abajo la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, recordó.

En ese sentido, espera que no se pierda la oportunidad de “reivindicar el acervo de experiencia, de aprendizajes, de buenas prácticas y malas prácticas que nos han dado estos 12 años, y que haya una oportunidad de generar una reflexión tipo Parlamento Abierto, que permita tener certeza de a qué vamos a a apostar como país en términos de modelo de seguridad”.

“Justo uno de los aprendizajes de ayer de la Corte es que una de las causales de invalidez de la Ley (de Seguridad Interior) son los vicios de origen del proceso legislativo, no los repitamos. Al contrario, no por correr, no nos demos el tiempo, la mesura y la madurez para entrar en una discusión de fondo o una discusión constructiva, entendiendo que la intencionalidad de este nuevo gobierno es cómo construir alternativas a la violencia”, expresó.

Adicionalmente, planteó que el próximo gobierno pida a la CIDH una opinión consultiva, “que nos ayude a ver si esta apuesta nos lleva por el modelo de seguridad adecuado, es una opinión que nutriría el debate y la reflexión”.

Llevamos 12 años con un modelo de seguridad fallido y deberíamos asegurarnos de no repetir estas malas prácticas que están relacionadas con el aumento de la violencia en nuestro país y la consumación de grandes violaciones a los derechos humanos”, reiteró.

Gertz Manero previó que cualquier conducta de poder va a estar sujeta a una calificación implacable día con día, por lo que la “capacidad de cometer errores se ha reducido al mínimo”.

Esto va a ser un foro abierto, aquí no no va a haber nadie que se pueda escapar de un juicio feroz de la realidad”, agregó.

El futuro funcionario aseguró que “no se repetirá la conducta de los últimos 12 años porque a nadie le conviene” y confió en que la estrategia del equipo de López Obrador es la correcta.

A continuación la #MesaDeAnálisis completa:

 

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com

Viral