Gabino Cué y Peña Nieto, responsables de que fuera preso político; procederé en consecuencia: Maestro CNTE

por Redacción AN / IR abril 18, 2019 1:28 pm

Leonel Manzano, quien estuvo encarcelado en el penal de Puente Grande por protestar contra la Reforma Educativa de Peña Nieto, aseguró que el memorándum del presidente López Obrador "retoma las banderas de la CNTE y avienta la papa caliente a la propia CNTE para ver cómo reacciona".

Por oponerse a la Reforma Educativa impulsada por el entonces presidente Enrique Peña Nieto, Leonel Manzano, maestro de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), fue detenido el 17 mayo 2013, acusado de secuestro.

Diez días después se le trasladó al penal de alta seguridad de Puente Grande, en Jalisco, donde permaneció cinco años y siete meses. Fue liberado el 28 de diciembre del año pasado.

“Estábamos en reunión política en Oaxaca, era del PRD. Me detuvieron policías vestidos de civil en un centro comercial. Fui salvajemente torturado durante mi detención y traslado a una casa clandestina.

“La intención era ‘ablandarme’, que llegara a la SIEDO (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada), flojito y cooperando. Tuve que firmar documentos en blanco. Hasta agosto supe qué firmé”, relató en entrevista para Aristegui En Vivo.

Fueron 13 los maestros de la CNTE a los que se aprehendió y que fueron presentados como secuestradores de los sobrinos de Gerardo Gutiérrez Candiani, entonces presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Dijo desconocer quiénes fueron los verdaderos responsables. Sin embargo, sí señaló a las autoridades que estuvieron involucradas y a quienes responsabilizó de que estuviera privado de la libertad por esos cinco años.

El exgobernador, Gabino Cué y Enrique Peña Nieto son los responsables intelectuales de la defenestración de la que fuimos objeto (…) Sí voy a proceder en consecuencia. Fueron  cinco años y siete meses los que estuve preso. Destruyeron mi familia, mi vida armónica”.

Indicó que el Estado debe resarcir el daño y hacer justicia. “Falta definir cómo se maquinó lo que se maquinó y a la CNTE le asiste la razón: exige justicia, resarcir daño. ¿Cómo recompones el tejido social, familiar y personal? El entorno social está destruido”, denunció.

Detalló que actualmente hay un conjunto de luchadores sociales presos. El yaqui Fidencio Almada; otros más por una hidroeléctrica en Guerrero; 17 loxichas de Oaxaca y tres más con orden de aprehensión, así como el activista Pablo López Alavez, acusado de un homicidio, en ese mismo estado.

El memorándum de AMLO

Para Leonel Manzano, el memorándum del presidente Andrés Manuel López Obrador con el que deja sin efectos la reforma educativa de Peña Nieto, “retoma las banderas de la CNTE y avienta la papa caliente a la propia CNTE para ver cómo reacciona”.

Detalló que la disidencia magisterial busca “que se llegue al punto antes de la mal llamada reforma educativa donde se le daba peso al maestro y se ponga fin a una política educativa de carácter empresarial”.

Respecto a decisiones polémicas de la CNTE como el bloqueo al Palacio Legislativo de San Lázaro o la toma de casetas en el actual periodo vacaciones de Semana Santa, apuntó que dentro de la Coordinadora hay varias corrientes de opinión, algunas más radicales que otras.

Vivir en Puente Grande

La vida en Puente Grande es muy difícil, todo es coercitivo, hay aislamiento 23 horas al día. No hay descanso, las luces permanecen prendidas”, relató Manzano Sosa.

Por ello, dijo, la lectura y escritura ocuparon un lugar especial durante sus casi seis años de prisión. “Hay que escribir poesía (como una forma de) desahogo ante la impotencia de cómo te quieren reducir a la nada, al silencio“, dijo.

Sin embargo, reconoció que no le fue fácil acceder a un libro y que algunos títulos son catalogados como “inconvenientes”. Tal es el caso de La casa blanca de Enrique Peña Nieto de Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Irving Huerta y Sebastián Barragán.

Incluso, algunos que leyó fueron conseguidos “de contrabando” como Tinísima de Elena Poniatowska. De hecho, al intentar pasar el libro a otro preso, le fue decomisado lo que inspiró escribir el cuento Se me cayó el cargamento.

Tampoco es permitida la lectura de la revista Proceso y en general de textos que tengan que ver con política, automovilismo o sexo.

De la misma forma, detalló que conoció a personas que tenían hasta 26 años sin ser sentenciados; entre ellos, narcosatánicos que usaban antidepresivos.

“Mi clonazepam era la escritura, era mi antidepresivo”, concluyó.

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com

Viral