Pemex pagó 358 mdp como anticipo de 700 carros tanque en 2013, pero no recibió ninguno y canceló la compra

por Redacción AN / AI enero 19, 2019 9:35 am

Este viernes el presidente López Obrador se refirió a un caso documentado por la ASF de irregularidades en la compra de contenedores para transportar combustible.

Arturo Ilizaliturri

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó en su conferencia matutina un caso de probable corrupción durante la administración de Enrique Peña Nieto, relacionado con la compra de 700 carros tanque por parte de Pemex que no fueron entregados.

“Hablando de las pipas, 700 pipas, (el gobierno) le da el anticipo a una empresa, esa empresa le entrega el anticipo a otra, no hacen nada y no entregan las unidades (…) nosotros vamos a revisarlo, pero acaba de resolverse acerca de la responsabilidad de los inculpados (…) lo lamento mucho, por eso no tengo la menor duda de que el principal problema es la corrupción”, afirmó.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), entonces dirigida por Juan Manuel Portal, se refirió a la compra de 700 carros tanque por parte de Pemex en dos reportes, uno correspondiente a la Cuenta Pública 2015 y otro a la Cuenta Pública de 2016.

De acuerdo con la ASF, en 2013 Pemex Refinación registró ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un proyecto de inversión para comprar 700 carros tanque de ferrocarril, con el fin de incrementar el transporte de petrolíferos por esa vía. Cuatrocientos carros serían para desalojo de combustóleo pesado y 300 para transporte de hidrocarburos destilados.

La contratación se adjudicó por medio de una invitación restringida a cuatro empresas, de las cuales tres no cumplieron con las especificaciones técnicas. La ASF destacó en su primer informe sobre el tema, que la adjudicación se realizó sin testigo social de la Secretaría de la Función Pública, pues esta dependencia argumentó que Pemex Procurement, la encargada de hacer la compra, no estaba sujeta a la norma por ser una filial en Houston.

En noviembre de 2013, Pemex pagó a la empresa contratada 358 millones 486 mil 300 pesos, el 30 por ciento del monto del contrato, por concepto de anticipo, pese a que en el trámite de contratación se había establecido que sólo se entregaría un anticipo del 10 por ciento.

Aun cuando Pemex pagó un anticipo tres veces mayor a lo originalmente pactado, hasta agosto de 2016 la empresa no había entregado ningún carro tanque.

Pemex informó a la ASF que el incumplimiento en la entrega se debió a que el contrato se había formalizado antes de que se dieran cambios en la normatividad estadounidense sobre diseño de carros tanque, por lo que los mismos tendrían que ser modificados antes de entregarse. Sin embargo, la ASF señaló que una disposición transitoria de la referida norma permitía la circulación de aquellos carros tanque fabricados con las reglas anteriores que hubieran sido entregados al momento de la publicación de la nueva regla.

Es decir, que si la empresa hubiera cumplido con la fecha inicial de entrega, pactada entre el 30 de septiembre y el 31 de octubre de 2015, los carros tanque no habrían tenido que ser modificados.

Finalmente en mayo de 2017 Pemex decidió terminar de las órdenes de compra, debido a que empresa contratada delegó su obligación de fabricar los 700 carros tanque en otro proveedor, contraviniendo las cláusulas establecidas en el contrato.

En su reporte con fecha de 2017, la ASF añadió lo siguiente:

“Es importante para Pemex observar estos hechos que han representado quebrantos importantes, violaciones a las disposiciones y a las bases de contratación de la empresa, tales como:

  • El incremento en precios del bien requerido por el incumplimiento del proveedor es por 31,073.0 miles de dólares (propuesta inicial contratada 91,197.0 miles de dólares y el reajuste solicitado asciende a 122,270.0 miles de dólares).
  • Procedimientos inadecuados de autorización, por lo que es relevante que se determinen responsabilidades a los que se autorizaron modificaciones en la fecha de entrega de los bienes.
  • La autorización de otorgar un anticipo indebido, conforme a los términos de la licitación y los daños y perjuicios que se presentan por el incumplimiento de los términos de este contrato, ya que no se atienden las razones por las cuales se justificó la adquisición de los 700 carros tanque”.

 

Contenido relacionado

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com

Viral