‘Eliminar el Fidecine, un ataque a la libertad de expresión’: Natalia Beristáin

por Redacción AN / HG mayo 21, 2020 6:56 pm

‘La comunidad cinematográfica está dispuesta a apretarse el cinturón ante la emergencia sanitaria’, dice.

Por Héctor González

La comunidad cinematográfica expresó su rechazo a la iniciativa presentada por la bancada de diputados de Morena ante la Comisión Permanente para reformar diversas leyes, a fin de dotar al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de 91 mil millones de pesos que están ahora en 44 fideicomisos y que le permitirán contar con mayores recursos para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.

La propuesta impulsada por legisladores como Mario Delgado y Dolores Padierna implica la desaparición de fideicomisos vinculados al deporte, ciencia, derechos humanos y cultura. En el caso concreto del cine se busca la derogación de los artículos 33, 34, 35, 36, 37 y 38 de la Ley Federal Cinematografía, con lo que se eliminaría el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y que apenas por decreto presidencial en abril pasado absorbió al Foprocine.

En respuesta la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas dio a conocer una carta dirigida al presidente López Obrador y al diputado morenista Mario Delgado, donde rechaza “enérgicamente la Iniciativa suscrita por el Grupo Parlamentario de MORENA y presentada ante el Pleno de la Comisión Permanente del día 20 de mayo de 2020, a través de la cual, entre otros, deroga diversas disposiciones de la Ley Federal de Cinematografía (artículos del 33 al 38),con el fin de derogar el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine”.

El mensaje lamenta que la iniciativa se presentara “un día después de que la Directora General del Instituto Mexicano de Cinematografía (María Novaro) sostuviera un diálogo abierto e incluyente con la comunidad cinematográfica del país, garantizando la permanencia de este Fideicomiso, tal como lo ha reiterado la propia Secretaría de Cultura”.

Para la AMACC, el Fidecine permite el fomento al cine mexicano independiente, “y es puntal imprescindible para su desarrollo. Bien se sabe que sin una política pública que fomente la Cinematografía Nacional, su desaparición sería inminente frente al poder económico y mediático del cine estadounidense”.

Por ahora el diputado Mario Delgado sólo ha manifestado vía Twitter que revisarán con sensibilidad cada caso. Aristegui Noticias lo buscó para conocer su posición ante las críticas, pero el legislador no respondió. En tanto, el senador morenista Ricardo Monreal ha expresado vía redes sociales que la iniciativa será revisada “y no se precipitará su dictamen. Debemos fortalecer el cine nacional”.

Mensajes contradictorios

Apenas pasado 19 de mayo María Novaro, titular del Instituto Mexicano de Cinematografía tuvo un encuentro virtual y público con la cineasta Natalia Beristáin. Durante el diálogo se habló del momento que atraviesa la industria y se reconoció que, si bien no había recursos para pagar jurados o dictaminadores de distintos proyectos a cargo del Imcine, el Fidecine estaba garantizado.

A dos días del encuentro, Natalia Beristáin no esconde su desconcierto ante la propuesta morenista.  “No entiendo que la izquierda planteé un paradigma social en donde la cultura, la ciencia, el deporte, el periodismo y todos los derechos humanos que ahí se atraviesan, puedan ser trastocados que esta manera”, explica la directora de Los adioses, en entrevista con Aristegui Noticias.

 “Por un lado, María Novaro hace un esfuerzo y tiene una conversación abierta con la comunidad en la que nos queda claro un intento por pelear para darle la vuelta a estos embates y por otro se impulsa una iniciativa que busca aniquilar definitivamente los fondos estatales para el cine”, añade.

La cineasta es parte de un grupo de representantes del gremio cinematográfico y desde esa posición reconoce que el Imcine está tomando cartas en el asunto. “Creo que eso es lo que les toca como institución, aunque en lo personal extraño una postura pública. Según yo el martes habíamos dado un paso importante en términos de reconciliar la imagen de los artistas con la sociedad. Me parece que esa imagen de fifís privilegiados no es real, porque no toma en cuenta a los carpinteros, cocineros, médicos costureros o maquillistas que viven del cine en este país”.

Para Natalia Beristáin el impacto en términos de empleos y salarios, la desaparición del Fidecine será tremenda. “En promedio de cada película mexicana dependen cien familias”. A esto, añade, se suma el daño cultural que supone castigar al cine de esa manera. “Como sociedad nos falta asumir nuestros derechos culturales. ¿Por qué apelar a la desaparición de facto 44 fideicomisos para atacar a la emergencia sanitaria? ¿Por qué no nos convocan como sociedad a pensar en formas de hacer frente a este momento sí vital y crítico? ¿Por qué marcan un precedente sin retorno?”

¿Como comunidad cinematográfica están dispuestos a apretarse el cinturón mientras dura la emergencia sanitaria?

Sí, incluso eso fue lo que hablamos con María Novaro. Ella nos comentó que varios de los programas del Imcine fueron recortados a causa de la emergencia sanitaria. Es una lástima, pero por supuesto no somos insensibles ante un problema de esta magnitud. Nos expuso que durante las próximas convocatorias -hoy en entredicho- del Imcine, no habría recursos para pagar a los jurados. Como comunidad respondimos que no importa. Insisto, somos conscientes de la emergencia sanitaria, pero ¿por qué quieren dejar una huella indeleble y que afectará el resto de la historia del cine, el deporte, la ciencia los derechos humanos y el periodismo?

¿Qué implica desaparecer el Fidecine?

Implica dejar el cine en las manos del mercado y como vecinos de Estados Unidos es tremendo. Sabemos perfectamente que las grandes marcas y empresas norteamericanas tienen las manos metidísimas en el cine mexicano. La única oposición real a esa huella neoliberal son estos fondos. Al desaparecerlos limitan la libertad de expresión de una camada de cineastas de este país.

¿La presencia de Amazon o Netflix disminuye el impacto laboral de eliminar el Fidecine?

En términos de política cultural es una omisión del Estado porque dejando todo en manos del mercado. Y eso callará las voces críticas y disidentes. El Foprocine ha impulsado la carrera de todos los cineastas de mi generación. Al dejarlo en manos de las corporaciones privadas imperarán unas reglas afines a su negocio y donde la identidad cultural no tiene cabida. El Estado no puede orillarnos a eso.

¿Hasta ahora han recibido alguna invitación de los legisladores de Morena para hablar del tema?

Sólo se lo que ha dicho el diputado Mario Delgado, en el sentido de que todo se revisará a profundidad. La intención de revisar los fideicomisos no es nueva. Viene desde noviembre, sólo que ahora la están ligando a la emergencia sanitaria.

¿Quieres decir que usan la emergencia sanitaria para eliminar los fideicomisos?

Me resulta difícil no leerlo así, la verdad.

libros</a

Contenido relacionado

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]

Viral