‘En el cine mexicano urge eliminar el rezago legislativo y regular el mercado’: Mónica Lozano

por Redacción AN / HG mayo 22, 2020 4:00 pm

La productora y titular de la AMACC reconoce que para evitar la dependencia de subsidios hace falta modernizar el marco legal.

Por Héctor González

Las últimas horas fueron turbulentas para gremio cinematográfico mexicano. Apenas se analizaba la forma en que el Foprocine sería incorporado al Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, diputados morenistas promovieron la iniciativa de eliminar 44 fideicomisos para optimizar los recursos y hacer frente a la contingencia sanitaria.

En un día, la comunidad se movilizó y durante la tarde-noche se reunieron con legisladores. La situación llegó a tal extremo que se contó con la participación de Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, los directores mexicanos con mayor proyección internacional. Durante la noche hubo humo blanco. Legisladores y cineastas alcanzaron un acuerdo. El Fidecine permanece y además se trabajará para impulsar al cine nacional.

El episodio no es nuevo. Cada sexenio los estímulos para el sector son puestos en tela de juicio y la incertidumbre es una constante para una industria que genera poco más de 30 mil empleos anuales.

Horas después de la crisis, la productora Mónica Lozano, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, habla en entrevista. Celebra los acuerdos, pero a la vez reconoce que, si se moderniza el esquema legal y se regula el mercado, el sector podría ser autosuficiente y dejar de depender de los subsidios estatales.

Algunas crónicas apuntan que, gracias a la presencia de Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y González Iñárritu, se consiguió llegar al acuerdo con los diputados para mantener el Fidecine.

Fue especialmente importante que estuvieran, pero creo también que se debió a la cohesión de la comunidad e incluso de los medios que nos dieron voz para expresar el impacto negativo de la medida. No obstante, es verdad que su insistencia en para destacar el valor de la industria fue importante.

En poco más de un mes los fideicomisos relacionados al cine han sido objeto de polémica.

Somos conscientes de que nuestro país no estaba preparado para un acontecimiento como la pandemia. Somos conscientes de la contingencia sanitaria y entendemos perfectamente que hay una urgencia de recursos para tareas prioritarias y estratégicas. Pero justo, nosotros entendemos al cine como una actividad estratégica. No podemos renunciar a que se le dé un respaldo decidido y franco. Al percibir que mecanismos como el Fidecine son amenazados buscamos resaltar la importancia cultural y económica de nuestro cine. Para todas las naciones es esencial encontrar en el cine una voz propia que aporte identidad y proyección ante el mundo. Además, es un sector que aporta un número importante de empleos. Afortunadamente las autoridades reflexionaron y revirtieron estas medidas que nos ponían en una situación muy complicada.

Trascendió que el acuerdo con la Cámara de Diputados implica la permanencia del Fidecine; una mesa de trabajo para fortalecer la cinematografía y el respeto a los acuerdos con el Imcine. Entrevistamos a Natalia Beristáin y reconoció la disposición del sector para apretarse el cinturón ante la contingencia.

Natalia Beristáin dio voz a muchos miembros de la comunidad que no habían tenido la oportunidad de dialogar con el Imcine. Fue una vocera para que todo mundo entendiera que la institución a cargo de María Novaro estaba trabajando para que el Fidecine mantuviera el espíritu con el que durante veinte años trabajó el Foprocine, dando espacio a la escritura de guiones, desarrollo de proyectos, óperas primas y documentales. Por otro lado, más tarde, se nos informó que el Fidecine estaba incluido en la iniciativa para eliminar 44 fideicomisos. Ahí fue cuando levantamos la mano para advertir que la medida eliminaba el apoyo al cine por parte del Estado. Hicimos un llamado al Legislativo para que respalde el compromiso del Ejecutivo y los invitamos a mantener un diálogo permanente para que concretar acuerdos frontales y adecuados. Entendemos que hay cosas por mejorar y perfeccionar, pero estamos dispuestos a trabajar en ello.

María Novaro ha apuntado que no hay recursos para pagar jurados y dictaminadores, ¿en términos concretos, en qué más se puede ajustar la comunidad cinematográfica?

Es un tema estructural del fondo. Hoy no se establece que la evaluación de proyectos a apoyar sea por medio de consejos de evaluación ciudadana. Necesitamos buscar el mecanismo para que la comunidad participe en la entrega de recursos. María Novaro explicó que habría una limitación de recursos para la evaluación. Creemos que será temporal, aun así, la comunidad está dispuesta a contribuir para no afectar más a la de por sí, ya paralizada actividad del sector. Ahora no hay filmaciones, los espacios alternativos están sufriendo y las salas están cerradas. Hay mucho por hacer en términos de la nueva realidad que vivimos.

¿Qué esquemas legales se pueden diseñar para que el cine mexicano no dependa de este tipo de apoyos que cada seis años son cuestionados?

Es un tema importantísimo. El senador Monreal impulsó la iniciativa para que tributen las plataformas. En otros países un porcentaje de esos impuestos se destina a fondos para la producción audiovisual, de modo que sea la misma industria la que genere recursos para ser auto sustentable. Francia, España o Argentina, tienen institutos autónomos y mecanismos redistributivos del ingreso a fin de garantizar su propio funcionamiento. En la Academia ya estamos trabajando en ello y es una de las medidas que el gobierno debe adoptar para nuestra actividad.

De pronto parece que es un círculo vicioso el tema de los subsidios, ¿por qué no se aplican estos cambios?

Nos falta diseñar leyes y mecanismos que permitan estas nuevas formas de funcionamiento. Tenemos un rezago legislativo en esta materia. Nos falta transversalidad. Hoy consumimos los productos culturales de distintas maneras: a través de las pantallas, las plataformas, la televisión de cable y abierta. Necesitamos ponernos al día y diseñar una legislación actualizada; implementar mecanismos que han probado su efectividad en otros países.

En Europa la televisión se implica directamente en la producción cinematográfica.

Claro, una cuota de la venta de la publicidad de la televisión se destina a fondos audiovisuales y a la industria. Cada una de las ventanas de exhibición de contenidos hace una contribución que alimenta a estos tipos de fondos.

¿Legislaciones encaminadas en este sentido eliminarían definitivamente subsidios y quitarían la imagen que, ciertos sectores de la población tienen de los artistas, como gente con privilegios?

Sin duda ayudaría, pero necesita ir de la mano con una regulación clara de acceso al mercado en condiciones de equidad con cualquier tipo de cinematografía. De lo contrario, siempre estaremos con una pierna rota. Por eso insistimos en revisar la Ley de Cinematografía y en garantizar la cuota del diez por ciento en pantallas para el cine mexicano. No podemos permitir la concentración de un solo título en las pantallas. A la iniciativa del senador Monreal de destinar un porcentaje a la producción de contenidos nacionales añadiría la categoría de independientes, de lo contrario también tendremos un problema. Afortunadamente el tema ya se está abriendo.

¿Con el T-Mec encima hay tiempo para revisar esto?

Creo en la apertura de los grupos parlamentarios de Morena y vamos a insistir. Junto con Sergio Mayer llevamos más de un año discutiendo la Ley y ya es momento de promulgar los cambios. Depende de nosotros seguir trabajando como comunidad para que los cambios de los que hablamos se solidifiquen.

libros

Contenido relacionado

Te recomendamos

Lo más leído

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación.


Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]

Viral